Samsung Galaxy S5 logra hacer útil la biometría en un móvil: asegurar los pagos online

Samsung Galaxy S5

Samsung acaba de presentar el Samsung Galaxy S5, un dispositivo con sensor de huellas dactilares que permitirá hacer más seguros los pagos con PayPal.

Hace unos instantes se ha presentado el nuevo “buque insignia” de Samsung, el Samsung Galaxy S5. El nuevo smartphone de gama alta de Samsung no ha defraudado, ya se habían filtrado sus especificaciones y, en gran medida, buena parte de lo que se ha comentado en la presentación era información que ya se conocía; de hecho, esperábamos que este dispositivo tuviese un sensor de huellas dactilares y así ha sido. Esperábamos ver en este MWC 2014 dispositivos con sensores de huellas dactilares; una senda que abrió Apple con el iPhone 5s y que se va a convertir en una ola que sigan otros muchos pero ¿realmente lo harán bien los fabricantes? ¿Los sensores de huellas serán útiles?

La semana pasada, antes del arranque del MWC 2014, dedicaba unos minutos de reflexión a la inclusión de sensores de huellas dactilares en los smartphones; me planteaba si realmente era algo útil o una moda a la que se estaban apuntando los fabricantes. En mi opinión, la biometría es útil y aporta seguridad aunque, eso sí, debe ser fácil de usar por el usuario y aportarle valor.

Samsung ha entrado por la puerta grande con el uso de la biometría en el S5: un acuerdo con PayPal para hacer los pagos más seguros

En el caso del Samsung Galaxy S5, honestamente, creo que el fabricante coreano ha sabido ver bien el potencial que tiene la tecnología biométrica en un dispositivo móvil; un sensor de huellas dactilares puede aportar mucho más valor que desbloquear el terminal y Samsung ha encaminado su sensor, con bastante acierto, por la seguridad y por aportar valor al usuario.

Para empezar, el sensor de huellas dactilares está situado en el botón “Home” del dispositivo; es decir, es cómodo de usar y el usuario no tendrá que hacer una postura forzada para poder usarlo; un detalle que aunque pueda parecer trivial es, realmente, de gran importancia si se aspira a que este tipo de sensores calen bien entre los usuarios.

Por otro lado, Samsung ha apostado por el uso del sensor de huellas dactilares en mejorar la seguridad de “operaciones críticas”, es decir, en los pagos. Samsung ha anunciado un acuerdo con PayPal (acuerdo exclusivo, por lo que parece) que permitirá a los usuarios del S5 autenticarse en este sistema de pagos usando, para ello, algo unívoco y seguro como la huella dactilar del usuario.

Samsung no es el primer fabricante en incluir un sensor de huellas pero su “caso de uso” aporta mucha utilidad a esta tecnología.

De hecho, siguiendo con la apuesta por la seguridad, Samsung también permitirá a los usuarios asegurar su perfil mediante el uso de la biometría. Los usuarios podrán crear un “perfil privado” cuyos datos estarán protegidos por el sensor de huellas dactilares; si con Samsung Knox, presentado el año pasado, el fabricante coreano nos permitía separar nuestra “vida personal” y “profesional, con la inclusión del sensor biométrico, podremos proteger nuestros datos de los curiosos y crear una especie de “reservado” al que nadie podrá tener acceso.

Parece que Samsung ha concebido en el S5 un dispositivo “multiusuario” que, incluso, se puede transformar en un terminal para niños con un modo infantil; un hecho que implica también la necesidad de asegurar los datos y evitar que estos estén accesibles para cualquiera que conozca nuestro PIN de desbloqueo del dispositivo (un detalle que nunca deberíamos compartir).

Apple fue pionero con la inclusión de un sensor de huellas dactilares en un smartphone, Samsung es cierto que se ha sumado a la ola pero creo que le han dado una orientación muy interesante y han dado el “gran salto” al cerrar un acuerdo con PayPal que permita darle valor a esta tecnología y fomente su uso más allá de “sorprender a nuestros amigos” al desbloquear el terminal con tan solo poner el dedo sobre el botón “Home”.