Tres son multitud: Microsoft, Nokia y el efecto de su Android en Windows Phone

Stephen Elop en el MWC 2014

Viernes 11 de febrero de 2011, Stephen Elop anuncia que Nokia adoptará Windows Phone de forma exclusiva como sistema para sus smartphones. Dos años y medio después Microsoft anuncia la compra de la división de dispositivos y servicios de Nokia y su familia de smartphones Lumia. Uno pensaría que con esos dos anuncios la posibilidad de ver un móvil inteligente de Nokia corriendo Android quedaba enterrada por completo, pero la historia está repleta de giros inesperados.

Este lunes 24 de febrero de 2014, el propio Elop ha presentado tres smartphones de Nokia con Android como sistema operativo. El mismo CEO y la misma Nokia que tres años antes escogía Windows Phone y que está a punto de cerrar su venta a Microsoft aparece ahora abrazando a la competencia más directa de los de Redmond. ¿Cómo se explica semejante movimiento y qué significa para el futuro de Microsoft en el móvil?

Nokia aún es independiente, Microsoft trata de mirar el lado bueno

Stephen Elop ya intentó dejar claras las intenciones de los finlandeses con el Nokia X y demás, pero faltaba por saber la opinión de quienes pronto serán sus dueños. De eso ha tratado de encargarse Frank X. Shaw, vicepresidente corporativo de comunicaciones en Microsoft, que ha publicado una nota en el blog oficial de la compañía aclarando un par de puntos.

En primer lugar la compra de Nokia todavía no está terminada. El proceso debería finalizar a finales del próximo mes de marzo pero hasta entonces Microsoft y Nokia siguen operando como compañías independientes. Como explica Shaw, éste es un requisito de los reguladores que seguirá en marcha hasta que la adquisición sea completada.

Stephen Elop y Steve Ballmer

En segundo lugar, Shaw expresa la satisfacción de los de Redmond al ver servicios suyos como Skype, OneDrive y Outlook.com presentes en los dispositivos con Android presentados por Nokia. Con ellos esperan tener la oportunidad de que los servicios de Microsoft lleguen a más millones de personas, particularmente en mercados en crecimiento.

Dicho esto, Shaw recuerda que la estrategia de Microsoft en el móvil sigue girando en torno a Windows Phone y eso es algo que no va a cambiar. Faltaría más.

Nokia X viene de lejos y podría haber motivado la adquisición

Al margen de explicaciones de uno y otro lado, la presencia de la familia X de Nokia hace conveniente repasar la hemeroteca y rescatar un rumor aparecido en torno a la compra de la compañía por parte de Microsoft. Según éste los de Redmond se apresuraron a hacerse con Nokia al enterarse de que el fabricante estaba experimentando con utilizar Android en alguno de sus futuros smartphones.

Nokia X pudo haber sido lo que hizo saltar las alarmas en Redmond y forzase la compra de Nokia.

Los hechos parecen dar ahora veracidad a esa información. Es difícil imaginar que Nokia se pusiese a diseñar un smartphone con Android una vez cerrado el acuerdo de su venta a Microsoft. Lo más probable es que Nokia X fuese ya un proyecto en marcha que podría haber despertado las alertas en Redmond y forzado la operación.

Pero el proceso lleva su tiempo y en Espoo han decidido hacer uso de su temporal independencia manteniendo a flote sus smartphones con Android. Claro que por el camino se han encargado de borrar todo parecido con el Android de Google y llenarlo de todos sus servicios y conexión directa con la nube de Microsoft.

¿Caballo de Troya?

Este último es un punto clave. Por mucho que Nokia X y familia estén sacando el titular de “Nokia adoptando Android” lo cierto es que hay muchos detalles a tener en cuenta antes de afirmar tal cosa. Empezando por el hecho fundamental de que el sistema de estos nuevos smartphones es un fork de Android que trata de evitar a toda costa cualquier relación con Google y sus servicios.

Nokia ha cogido la versión de código abierto del Android (AOSP) sin toda la capa de servicios y aplicaciones de Google y la ha convertido en su propia versión del sistema. En una estrategia similar a la de Amazon con sus Kindle Fire, la compañía finlandesa ha creado su propia interfaz (muy similar a la de Windows Phone) y recurrido a sus propias aplicaciones y servicios para dar vida a estos smartphones.

Así que sí, Nokia ha recurrido a Android, pero lo ha hecho sin Google. Y lo ha hecho además colocando a Microsoft en su lugar. Stephen Elop lo ha dejado claro durante su conferencia en el MWC: estos smartphones son la vía de entrada de millones de potenciales clientes a la nube y servicios asociados de Microsoft.

Los Nokia X son la forma de llegar a millones de nuevos usuarios sorteando Mountain View y atrayéndoles hacia Redmond.

Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL se convierten así en el caballo de Troya (sí, otra vez Elop y la misma analogía) de Nokia y Microsoft respecto a Google y su propia visión de Android. Estos móviles son la forma de llegar a millones de nuevos usuarios sorteando Mountain View y atrayéndoles hacia Redmond. Ofrecen una vía de acceso para esos usuarios a los servicios de Microsoft, los cuales podrán disfrutar posteriormente en su totalidad con la compra, esta vez sí, de un Windows Phone.

¿Y ahora?

Es difícil saber qué ocurrirá cuando Microsoft complete definitivamente la adquisición de Nokia. Puede que los de Redmond cierren esta línea de móviles y los Nokia X terminen siendo recordados como unos de los móviles que menos han durado en el mercado. O puede que no y dejen pasar los meses esperando a ver la reacción del mercado.

Mi humilde impresión, totalmente subjetiva, es que esta gama no tendrá continuidad en manos de Microsoft. Y no la tendrá por pura lógica. En Redmond ya tienen su propio sistema móvil, al que han dedicado una ingente cantidad de esfuerzo y que funciona bien en todo tipo de dispositivos. No necesitan a Android ni siquiera para la gama baja, en donde la propia Nokia ya ha demostrado lo bien que puede defenderse.

Nokia X llega tarde. Tan tarde que probablemente no dure demasiado. La estrategia de caballo de Troya hubiese tenido sentido para Nokia hace tres años, pero no ahora. Para Microsoft no creo que nunca lo tenga.

En Xataka | Nokia X: lo que es y no es su Android


La noticia Tres son multitud: Microsoft, Nokia y el efecto de su Android en Windows Phone fue publicada originalmente en Xataka Windows por ngm.