Weapon Shop de Omasse: análisis

Weapon Shop de Omasse

‘Weapon Shop de Omasse’ era el último juego que nos quedaba por catar en occidente de ese experimento de Level-5 que resultaron ser ‘Guild01’ y ‘Guild02’, y como en el caso de otros títulos del conjunto como ‘Liberation Maiden’ o ‘Attack of the Friday Monsters! A Tokyo Tale’, es una propuesta que no gustará a todos por igual.

Una de esas locuras niponas que pocas veces salen de allí y cuando lo hacen dejan un rastro de bocas abiertas, las de aquellos que no entienden nada y las de lo que lo encumbran pese a ser poco más que una propuesta interesante que se queda a medias en muchos aspectos salvo en uno, el de un humor muy japonés.

Weapon Shop de Omasse

Una de esas ideas marca Level-5

Tengo cierta predilección por las japonesadas, por el género RPG y los juegos que requieren un ritmo que nunca he tenido, así que siendo ‘Weapon Shop de Omasse’ una mezcla de todo ello que además viene apadrinada por uno de mis estudios de desarrollo favorito, no dudé en apoquinar los 7,99 euros que cuesta el juego en la eShop.

La idea es genial, ponerte en la piel de un herrero que debe abastecer a los clásicos protagonistas de un RPG creando armas para ellos. El negocio está orientado a la satisfacción del cliente, así que lo que haces no es vender las armas, sino alquilarlas, y sólo cobrarás si el arrendatario cumple con éxito su misión gracias a tu creación.

Los clientes, que se dividen en meros NPC numerados y personajes que harán mover la historia con sus desventuras, te reclamarán un tipo de arma, te dirán qué característica dominan mejor y podrás acceder a información sobre su misión para saber a qué monstruos se enfrentará.

A partir de ahí serás tú el que te encargarás de forjar el arma perfecta para su empresa u ofrecerle una de las que ya habrás creado en uno de los numerosos ratos muertos que pasas en la tienda de tu maestro.

Creando armas en Weapon Shop de Omasse

Weapon Shop de Omasse

Ese es tal vez el peor error de ‘Weapon Shop de Omasse’, que cede esos momentos para seguir la situación de los clientes en sus combates en una suerte de Twitter plagado de chascarrillos sobre el género RPG, pero impide que trabajes a gusto en otros momentos por culpa de las interrupciones de los personajes, que o se tiran horas sin volver a la tienda o lo hacen antes de que hayas podido forjar el arma adecuada para su trabajo.

No brilla tampoco en la forja, convirtiendo la creación de un nutrido catálogo de armas en un juego musical en el que la penalización por fallar es mínima y no tardas en cogerle el truco para que cada arma creada sea una obra maestra a ojos de tu mentor y una combinación perfecta para tus clientes.

Los ritmos escogidos están bien, pero se repiten demasiado y dejan de ser un reto tras la tercera vez, por lo que de ahí en adelante lo único que te quedan son las conversaciones con los clientes, no siempre igual de acertadas a la hora de robarte una sonrisa y el particular reto de tener un catálogo de armas listo para cada situación.

Podría salvarse de la quema ahí, cuando viene un cliente y te pide una espada con mucho poder de filo para luchar contra un monstruo con debilidad hacia las armas contundentes y con poderes de rayo, pero solventar la mayoría de misiones es bastante fácil y el único problema con el que te encontrarás es recibir clientes de un nivel que el juego no se ha encargado de abrir con nuevos materiales, así que o eres un hacha creando piezas o tendrás que repetir ese combate más tarde.

Weapon Shop de Omasse

Weapon Shop de Omasse: un juego que no es para todos los paladares

La clave para orientar un análisis que no sabes muy bien por dónde coger es intentar valorar si aún te duele ese pago, y aunque en este caso mis riñones siguen en su sitio sí reconozco que me podría haber ahorrado el desembolso.

Es un palo que ‘Weapon Shop de Omasse’ no llegue traducido a nuestro idioma, ya que puede ser un impedimento para muchos y ahí reside gran parte de la gracia (nunca mejor dicho), pero más que en el idioma es en el tipo de humor que propone donde está el salto que permitirá que lo disfrutéis o que lo dejéis abandonado a las pocas horas.

No es precisamente corto, su historia os puede durar tres tardes, pero tampoco es uno de esos títulos que se deban coger con ansia para ventilar de un día para otro, mejor con calma y sin quemarlo demasiado pronto. No hay mucho más escondido tras ‘Weapon Shop de Omasse’ pero al menos si tienes curiosidad por probarlo ya sabes lo que te espera.

5,0

Weapon Shop de Omasse

Weapon Shop de Omasse

Plataformas Nintendo 3DS
Multijugador No
Desarrollador Level-5
Compañía Nintendo
Lanzamiento Ya disponible (21 de febrero de 2014)
Precio 7,99 euros

Lo mejor

  • Idea muy original
  • Las conversaciones con los clientes
  • Gran catálogo de armas

Lo peor

  • Repetitivo
  • Gameplay demasiado básico
  • Demasiado fácil


La noticia Weapon Shop de Omasse: análisis fue publicada originalmente en Vidaextra por R. Marquez.