Cinco claves del Samsung Galaxy S5

Galaxy S5

Tras conocer todos los detalles del nuevo Samsung Galaxy S5 y ofreceros una primera toma de contacto en vídeo, las ideas y sensaciones que nos deja el nuevo Galaxy se van asentando.

¿Hemos llegado ya al momento de establecer una velocidad de crucero en el mundo smartphone y asentar lo que se tiene con pequeñas mejoras? Está claro que el sprint no se puede mantener y el Galaxy S5 puede suponer ese punto de inflexión. Aquí las cinco claves que considero básicas para entender al nuevo Samsung Galaxy S5.

1. Samsung confía en lo que le funciona

Samsung ha decidido con este Galaxy S5 mantener las líneas maestras del diseño en su Galaxy, el cual se mantiene muy reconocible desde el modelo S3. ¿Es mala esta apuesta? Si nos fijamos en las ventas del Galaxy S4, del que se podía decir lo mismo, para nada. En eso se basa Samsung para no arriesgar, apenas cambiando la carcasa trasera con un diseño similar al del Note y que gusta bastante.

A quien ya le gustaba la familia Galaxy quedará satisfecho con el nuevo S5. A quien no, seguirá convencido de que Samsung ha presentado el mismo terminal por tercer año seguido. Pero la realidad es que, ya en mano, el acabado convence, se mantiene como un terminal muy cómodo de manejar y encima es ahora un terminal resistente al agua y la suciedad, algo muy de agradecer.

galaxy acabado

2. Se acabó el sprint en características

Apple ha seguido una estrategia fiable con las renovaciones de sus iPhone. En año par anuncia un terminal que podemos considerar como nuevo, y al año siguiente afina alguna de sus características con un modelo apellidado s. Curioso que los terminales franquicia bajo Android de este año hayan comenzado este 2014 de manera similar.

galaxy S5 lateral en blanco

Frente a las expectativas que ponían una bestia de procesador propio de Samsung o una pantalla 2k en el Galaxy S5, nos hemos encontrado con una renovación básica (y calmada, con más sentido creo yo) de las especificaciones principales. Un procesador similar al del año pasado, la misma memoria RAM, mismo espacio interno y hasta una batería que no crece como se esperaba de capacidad.

Precisamente ahí puede estar la clave. Samsung ha decidido apostar por mejorar de otra manera menos directa los componentes internos y la batería de 2.800 mAh (que podemos retirar) presenta sobre el papel mejoras en la autonomía con ayuda del software, como ya hace por ejemplo Sony con su modo Stamina. En el caso de Samsung, el modo se llama Ultra Power Saving Mode, con trucos como transformar la pantalla a blanco y negro o dejando solo funcionales aplicaciones básicas como el teléfono, el navegador y alguna aplicación más que puede seleccionar el usuario.

3. Samsung es definitivamente amigo de Google

La mejor noticia que Google ha dado al mundo Android este año ha sido el acuerdo con Samsung para frenar sus ansias de irse poco a poco del camino marcado por Google. Era una amenaza para el gigante del buscador por el peso que los terminales de los coreanos representaban en el mercado Android, y la interfaz del Galaxy S5 lo ha confirmado.

Frente a la ciclogénesis explosiva de funciones y extras que Samsung aportó en su Galaxy S4 (como puedes ver en nuestro vídeo casi todas han pasado al olvido), en este nuevo Galaxy S5 esto se ha reducido a la mínima expresión y apenas ha quedado reflejado en unos iconos diferentes y más sencillos para la configuración. Android vuelve a sonar con fuerza en boca de Samsung y TouchWiz tiene los días contados más allá de aplicaciones y servicios propios de los coreanos.

galaxy S5 iconos nuevos

4. Que nos cuantifiquemos no es una broma

No es algo nuevo pero este año oirás hablar mucho de cuantificarse. Como te adelantamos a principios de año, la entrada de las grandes marcas en lo de medir nuestra actividad va a poner esta funcionalidad en la calle. Y de ahí al estrellato. Y no hablamos solo de pulseras como la acertada Fit de Samsung, sino ya de terminales.

¿Qué sentido tiene un sensor de pulsaciones en un smartphone? Pues para empezar, aportar algo diferente y mediático a su terminal Galaxy S5, pero también abrir camino a una tendencia donde el año pasado ya hicieron una buena apuesta con S Healh, que si te das cuenta va mucho más allá del deporte y se adentra en el verdadero motivo de todo esto: el cuidado de la salud. Y no va a ser la única que este año anuncie algo relacionado, ya veréis.

S health Samsung

5. Lector de huellas para no decir que se ha quedado atrás frente a nadie

La carrera por mantenerse como el terminal de referencia en el mundo Android no es lo único que preocupa a Samsung. Su duelo con Apple por el trono en el olimpo de los smartphones mediáticos sigue, y el añadido de un lector de huellas en el Galaxy S5, implementado en el botón de inicio pero con el uso de parte de la pantalla, es un nuevo ejemplo.

Samsung ha ido un poco más allá y arriesgado bien con un acuerdo por el que podremos pagar con Paypal e identificarnos con la huella dactilar. Veremos finalmente qué recorrido tiene el sistema, no solo el de Samsung, sino el de los demás.