Cloudflare ahora con problemas en Japón por piratería de manga


Cloudflare ofrece servicios extremadamente útiles en la Internet actual. Por un lado cachea el contenido para hacer más rápida su consulta, pero también tiene un servicio de protección de ataques DDoS, bloqueo automático de amenazas, replicación CDN… es una plataforma que brinda servicios a millones de sitios web, independientemente del tipo de negocio que realicen.

Ahí está el problema: si el servicio no es considerado legal, Cloudflare podría considerarse como cómplice.

En 2018, cuatro de las editoriales de manga más grandes de Japón presentaron una moción en un tribunal de Tokio exigiendo que Cloudflare dejara de prestar servicios a varios sitios ‘piratas’, incluido Hoshinoromi, el reemplazo de Mangamura. Ahora han llegado a un acuerdo con Cloudflare: dejar de ofrecer replicación en sus servidores con sede en Japón si un tribunal los declara ilegales.

Según la demanda, como Cloudflare almacena contenido en caché, equivale a entregar contenido infractor al público. Ahora todo depende de si un tribunal determina que los sitios «piratas» en cuestión infringen los derechos de autor y, por lo tanto, son ilegales.

Comentan en TF:

La declaración del editor indica que cuando los usuarios de Japón vean los sitios «piratas» que usan Cloudflare, la mayoría de esos usuarios accederán a ellos a través de los servidores ubicados en Japón de Cloudflare. Entonces, si el Tribunal de Distrito de Tokio dictamina que los sitios son ilegales, se informa que Cloudflare acordó «detener la replicación de los sitios a los servidores de Cloudflare en Japón».

No es la primera vez que ocurre algo así. En diciembre pasado Cloudflare fue demandado por Takeshobo, otro editor importante con sede en Japón que distribuye docenas de publicaciones de manga, muchas bajo la etiqueta de Bamboo Comics.

Cloudflare siempre dice lo mismo: no es responsable de las actividades de sus usuarios. Ellos cachean contenido, pero no tienen como ir leyendo uno por uno para evitar cachear algo que ciertos tribunales consideren ilegales. Hace unos días Cloudflare tuvo que desconectar la plataforma de música pirata DDL-Music bajo la amenaza de serias multas en Alemania, ahora es Japón, y parece que el tema sigue expandiéndose.



Source link