Este fragmento de mineral es la pieza más antigua conservada de la Tierra

zircón

Científicos de la University of Wisconsin publican en Nature Geoscience el descubrimiento de la pieza más antigua de la Tierra: un minúsculo cristal de zircón hallado en tierras australianas, que cambia nuestras ideas sobre la formación del planeta.

Entender cómo fue el pasado de nuestro planeta supone rastrear en las huellas geológicas que aún pueden localizarse en la Tierra. Gracias a estos fragmentos minerales podemos conocer un poco más cómo se produjo la formación de la corteza terrestre. La última muestra, un pequeño cristal de zircón, ha sido encontrada en Australia.

Su descubrimiento ha sido publicado en la revista Nature Geoscience. En este trabajo, investigadores de la University of Wisconsin-Madison demuestran la evidencia física más primitiva sobre el origen de la Tierra, basada en el hallazgo de este cristal de zircón.

Los expertos ya conocían que el zircón es uno de los minerales más antiguos de la Tierra. La novedad de esta investigación es, sin embargo, la introducción de una innovadora técnica de datación, que permite conocer la “fecha exacta” en la que este mineral cristalizó sobre la Tierra. Sucedió exactamente hace 4.400 millones de años.

Como se puede apreciar en este timeline del Universo, la Tierra y otros planetas, además de satélites como la Luna, se formaron hace unos 4.600-4.500 millones de años. Esto supondría que la corteza terrestre se enfrió mucho más rápido de lo que se pensaba hasta el momento, pues sucedió solo 100 millones de años después del nacimiento del Sistema Solar.

El cristal de zircón australiano no hace sino confirmar esta hipótesis inicial. Los resultados publicados ahora, además, reabren nuevas posibilidades sobre la formación y descubrimiento de planetas habitables, más allá de la propia Tierra. Resulta curioso ver cómo un minúsculo mineral, como el zircón hallado en tierras australianas, puede cambiar por completo nuestra concepción del pasado del planeta.