¡Guau!: escáner cerebral revela similitudes entre perros y seres humanos

cerebro

Somos capaces de entender la emoción que transmiten las palabras de nuestro interlocutor gracias a la activación de algunas regiones del cerebro. Estas podrían ser similares entre perros y humanos, según un estudio publicado en Current Biology.

Desde que se produjo por primera vez la domesticación del perro, estimada entre 19 y 32 mil años atrás, estos animales de compañía y los seres humanos han compartido un mismo ambiente social. A pesar de que evolutivamente, nuestras especies divergieron hace aproximadamente 100 millones de años, podríamos seguir compartiendo algunos rasgos de zonas auditivas del cerebro.

Eso es lo que revela un nuevo estudio publicado en la revista Current Biology, en el que se analizan mediante un escáner cerebral las diferencias y similitudes que comparten perros y seres humanos. Todos los que alguna vez hemos disfrutado de la compañía de estos animales, vemos que estos “atienden” a nuestras palabras de una manera similar: ¿significa esto que nos están entendido de alguna forma?Podemos interpretar emociones a través de lo que transmitimos con nuestra voz

Las regiones del cerebro encargadas de la función auditiva cumplen un importante rol social. Al fin y al cabo, escuchar y entender a nuestros interlocutores es fundamental, no solo para comprender el mensaje que pretenden transmitirnos, sino también para comprender su estado emocional.

La investigación en neurociencia ha estudiado durante los últimos años las regiones del cerebro encargadas de determinar la emoción que transmitimos con nuestras vocalizaciones. Este reconocimiento auditivo resulta fundamental para que podamos procesar una respuesta, adaptando el “tono” a las sensaciones que nos transmite nuestro interlocutor con la voz. No será lo mismo contestar a alguien que parece estar enfadado, que si sus palabras suenan más amables.

Fotografiar el cerebro para ver nuestras semejanzas

La resonancia magnética es una técnica no invasiva, que permite localizar las áreas de nuestro cerebro con “mayor actividad” al realizar una determinada tarea. Por este motivo, fue el método elegido por estos científicos para analizar las diferencias y similitudes entre el cerebro de perros y seres humanos: ¿procesarían de forma parecida la información auditiva?Estas regiones del cerebro se activaban en ambas especies

Para comparar si el cerebro de unos y otros funcionaba igual, se “fotografió” su actividad al escuchar 200 grabaciones de audio (voces humanas, ladridos de perros, sonido de ambiente y silencio). La comparación de las imágenes tomadas por resonancia magnética permitió ver que existían similitudes entre las 22 personas y los 11 perros estudiados. En ambas especies, las mismas zonas del cerebro variaban al cambiar la emoción transmitida en la pista de audio.

cerebro

Knott Bunnag (Flickr)

Las áreas de “reconocimiento vocal”, ampliamente conocidas en el cerebro humano, han sido descubiertas por primera vez en animales que no fueran primates, en este caso los perros. En palabras de Attila Andics, científico que dirigió la investigación, “es probable que compartamos esta función con otros mamíferos“, según publica Wired.

Sin duda, su descubrimiento es extraordinario, pues revela por primera vez por qué los perros parecen “entender” nuestras emociones al hablar mucho mejor que otros animales de compañía. En el futuro, necesitaremos más investigaciones para comparar si estas similitudes solo se comparten entre humanos y perros o por contra, como apunta el científico húngaro, las funciones auditivas se comparten en otras especies de mamíferos.