Nokia en el MWC, la importancia de los mercados emergentes

Nokia XL

Nokia acaba de demostrar que su oferta de dispositivos no se ha acabado con sus excelentes smartphones Windows Phone. Y ha dado un importante giro en sus clientes objetivos, orientándose de forma contundente al mercado de entrada con sus nuevos terminales Asha y Android.

En cambio, por la parte Windows Phone, no ha habido ni una sola novedad.

Dispositivos de entrada para países emergentes

Durante la presentación, los anuncios han sido múltiples y variados – los compañeros de Xataka los han ido detallando -, pero lo más llamativo ha sido el enorme cambio de foco y la reducción de la presencia de Microsoft en el evento.

A diferencia de los últimos años, ahora el gigante del software ya no tiene el peso específico que impregnaba todos los productos de Nokia, siendo mencionado más bien de pasada como servicios añadidos, aplicaciones por defecto o partner de la marca.

Lo cual puede significar que Nokia ya no será la fuente de los anuncios y novedades que todos esperamos en el futuro de la familia Lumia, o como se vaya a llamar.

Parece que Nokia tiene propósito de alejarse del mercado Windows Phone, para centrarse en un difícil mercado de entrada en donde se juega con una calidad y precio muy bajos (por ejemplo el uso de 2G, que hace inviable la navegación Web), y que va a tener como duros competidores a los fabricantes orientales.

La pregunta que responderá el tiempo es ¿hay sitio en ese rango del mercado para un nuevo fabricante?

Combate en los pesos pluma

Nokia XK+ vs Lumia 720

La propuesta de Nokia con sus móviles Asha, tiene un largo camino recorrido. Pero la llegada de su gama X, basada en Android, me ha causado una ligera sorpresa (aunque el rumor lleva semanas corriendo por Internet).

Principalmente por el impacto que puede tener en terminales Lumia de baja gama como es el 520. Un teléfono muy bueno al que la propia Nokia le acaba de crear unos serios competidores con el XL y XL+.

Por un tanto menos de coste, tendremos un teléfono con unas características muy similares al Windows Phone; incluyendo las aplicaciones estrellas de Lumia como son Nokia Drive, Nokia Radio, Skype o la integración con OneDrive; pero también – al ser un Android – con acceso a la inmensa librería de Google Play o a cualquier otra tienda.

Además, en la demostración, nos enseñaron un interfaz similar en look & feel a la de Windows Phone – incluso con algunas ventajas de configuración de la pantalla de inicio – que funcionaba de una forma muy fluida y agradable.

Conclusión

La primera duda que me surge es si Microsoft ha comprado bien a Nokia. Si debería haberla comprado entera y no dejar espacio para este movimiento hacia Android y Asha.

El mensaje para el cliente/comprador ahora es más confuso. Tres años machacando de forma contundente para que el mercado igualara Nokia a Windows Phone, se acaban de esfumar. Y tenemos que los Nokia “buenos” son Windows Phone, y los baratos (y que se pueden vender por miles de millones) son Android.

¿Os imagináis que Apple validara los iPhone chinos con Android de 80€ que se venden por Internet?

Tampoco tengo claro si el movimiento de Nokia saliéndose de Windows Phone no es un movimiento desesperado buscando oxígeno en nuevos mercados. Pero creo que se han equivocado y que les va a costar mucho tiempo y dinero competir con los fabricantes establecidos en el sector Android.

Y para muestra un botón: mientras Nokia intentaba vender como maravillas sus terminales de bajo coste Android (además, como si tuvieran mucho que ver con Microsoft), el foco del MWC estaba en la presentación de Sony y su Xperia.

Es cierto que el tiempo pondrá cada cosa en su sitio, pero la sensación de este movimiento de Nokia lo resumiría en que ha pasado de ser Cabeza de ratón, a cola de León”.

En XatakaWindows | Sigue con Xataka Windows la presentación de Nokia en MWC 2014
En Xataka | Nokia en el MWC


La noticia Nokia en el MWC, la importancia de los mercados emergentes fue publicada originalmente en Xataka Windows por Juan Quijano.