Pelota de golf con la que siempre harás hoyo


El golf, catalogado también como el “deporte de caballeros”, es un deporte cuyo objetivo principal consiste en meter una bola en un hoyo a través de una serie de golpes efectuados con un palo especial, el cual, requerirá de mucha paciencia y técnica por parte del jugador para lograr este objetivo.

Sin embargo, para aquellos que estén iniciándose en la práctica de este deporte es probable que sus primeros tiros carezcan de las cualidades mencionadas previamente.

Es por ello que Nissan ha decidido brindar a estas personas un poco de “ayuda” en esta situación ¿De qué manera? Pues creando una pelota de golf autónoma llamada Nissan ProPilot, la cual, cuenta con la capacidad para encontrar por si sola siempre el camino directo al hoyo.

Esto, gracias a una tecnología compuesta por cámaras posicionadas en el perímetro del green, sensores, un diminuto motor instalado dentro de la bola y transmisores inalámbricos.

Con todo esto instalado el jugador solo requerirá golpear la bola de golf de Nissan y observar la “magia” ocurriendo frente a sus ojos en la que, sin importar la trayectoria descrita por la pelota, esta ira directo al hoyo, marcando así un putt perfecto.

La dinámica tras este comportamiento radica en que, al momento de golpear la bola, una cámara externa vinculada a un software entra en acción triangulando la posición del hoyo y la pelota.

En esta instancia interviene un algoritmo para controlar el funcionamiento del motor instalado en la pelota, el cual, actuará de acuerdo a la trayectoria descrita por la pelota al ser golpeada.

Aunque pueda parecer que Nissan ha fabricado esta pelota de golf autónoma con la intención de incursionar en el mercado deportivo, lo cierto es que la iniciativa obedece a una estrategia de marketing efectuada por la empresa automotriz.

La intención real de Nissan es mostrar la tecnología implicada en el sistema de autocontrol ProPilot 2.0, el cual, estará presente en el Skyline, un coche sedan que será lanzado próximamente en Japón.



Source link