Procesamiento De Textos Y Edición De Documentos En Línea Para Empresas

Tampoco es que me haya detenido mucho en ella pero me pareció una bonita herramienta a tener en cuenta en determinadas circunstancias y me animé a crear un post con ella y mostrar mi retrato robot de este individuo… Espero haber movido los elementos lo suficientemente bien como para que sea reconocido por usted. Otro ejemplo: del mismo litigio, el dictamen del perito judicial se nos remitió por éste a las partes en formato PDF: 30 páginas cargadas de fotografías, gráficos y colorines: 1,03 MB. Obviamente, el perito redactó el documento en su PC y lo transformó desde ahí en un fichero PDF.

En cambio, si digitalizo con mi escáner el dictamen en formato papel (y ni tan siquiera en color) que el contrario acompañó con la demanda, de treinta y tres páginas, el tamaño del archivo PDF es de quince,62 MB, que sobrepasa en mucho de los 6 MB máximos

Puesto lo precedente con relación a el artículo catorce.2 de exactamente la misma Ley 18/2011, que establece los sistemas de firma electrónica que pueden usar los abogados en sus relaciones con la Administración de Justicia, comprendo que bien deberá utilizarse los sistemas de firma electrónica incorporados al Documento Nacional de Identidad o bien otros basados en certificado electrónico reconocido, entre los que se hallará el certificado expedido por ACA ABOGACIA, con el beneficio en favor de este último de ser el único que asegura ante terceros la condición de abogado de forma indudable, en tanto que ha sido emitido por su instituto de abogados bajo la supervisión del Consejo General de la Abogacía.

En cuanto a este último servicio, 2 apuntes importantes: no requiere del empleo de firma electrónica del solicitante y si se interesa la entrega telemática de la certificación firmada electrónica del Registrador, el costo es sensiblemente inferior.

El Consejo General de la Abogacía, por medio de RedAbogacía, ofrece este servicio a los agremiados, vía la zona privada del pertinente colegio territorial, mas con un enorme inconveniente por ahora: el mensaje puede tener una extensión máxima de ciento sesenta caracteres, al paso que existen plataformas externas que ofrecen el mismo servicio (curiosamente siendo la entidad certificadora RedAbogacía) y soportan mensajes de hasta setecientos seis caracteres, lo que da más de sí (sobre todo dada la legendaria incapacidad de los abogados para sintetizar).