Sistema Integrado De Transporte Tendrá Tarjeta Única De Pasajes

La cantante Kiesza penetró desde una cabina de telefóno para intepretar su tema Hideaway, para entonces entregar paso a Royal Blood, que puso la nota rockera de la noche. Los neoyorquinos se concentran en esa céntrica plaza varias horas antes de la medianoche, aunque el momento cumbre de la fiesta llega con las doce campanadas. Y nada mejor que la “hallaca”, un plato especial que ellos mismos preparan, para demostrarlo: regalarla es una forma de desear buena suerte para el año que llega. Los italianos inician la “notte di Capodanno” con una tradicional cena en la que las lentejas son plato imprescindible si se quiere tener un año nuevo 2015 zorritos repleto de buena fortuna.

Esa noche, muchas mujeres reciben como regalo lencería roja, que supuestamente les traerá suerte en el año que llega. Para los niños rusos, el fiesta año nuevo 2015 lima viene a ser como la Navidad para la mayoría de los niños europeos.

Los que se quedan en casa lo tienen más fácil para seguir la tradición: a medianoche hay que besarse y abrazarse bajo una rama de muérdago para conseguir buena fiesta año nuevo 2015 lima fortuna en el año que llega. Cuando llega la medianoche, se acostumbra quemar un monigote que representa el año que termina Año Viejo y se lee su testamento.

Romper la vajilla no debe de estar mal visto en Dinamarca, por lo menos el día de Año Nuevo… Los daneses suelen aprovechar esa fecha para demostrar a sus seres queridos cuánto les aprecian. Y lo hacen lanzando ante sus casas los platos viejos que han ido acumulando durante el año. La gente se lanza cubos de agua unos a otros con el deseo de atraer lluvias abundantes para el año siguiente. Tradicionalmente, los coreanos celebran el Solnal, el primer día de la primera luna del nuevo año. Es costumbre tocar el “shofar” (un cuerno de carnero) y comer manzanas untadas con miel para conseguir que el año que llega sea dulce.

En El Cairo conservan una antigua costumbre, según la cual el año empieza cuando aparece en el cielo la nueva luna creciente. En Año Nuevo todos llevan vestidos especiales; incluso las mujeres, que suelen vestir de negro, pueden llevar colores vistosos ese día. Los surafricanos hacen sonar las campanas de las iglesias y disparan salvas al cielo para saludar la llegada del nuevo año. Hasta 108 veces tañen las campanas de los templos japoneses para conmemorar la llegada del nuevo año.