Una pantalla sensible al tacto tan fina como un papel


Investigadores de la Universidad RMIT han desarrollado un material electrónico ultrafino y ultraflexible que podría imprimirse y desplegarse como un periódico para las pantallas táctiles del futuro.

La «pantalla» es sensible al tacto, y 100 veces más delgada que los materiales de pantalla táctil existentes, siendo tan flexible que se puede enrollar como un tubo.

Para crear la nueva lámina conductora, un equipo dirigido por la Universidad RMIT utilizó una película delgada común en pantallas táctiles de teléfonos móviles y la redujo de 3D a 2D, utilizando química de metal líquido.

Las hojas nanodelgadas son fácilmente compatibles con las tecnologías electrónicas existentes y, debido a su increíble flexibilidad, podrían fabricarse a través del procesamiento roll-to-roll (R2R), como un periódico.

El artículo ha salido publicado en la revista Nature, donde el investigador principal, el Dr. Torben Daeneke, dijo que la mayoría de las pantallas táctiles de los teléfonos móviles estaban hechas de un material transparente, óxido de indio y estaño, que era muy conductor pero también muy frágil. Lo que han hecho es desarrollar una nueva versión que también lo hace más transparente, por lo que deja pasar más luz.

Esto significa que un teléfono móvil con una pantalla táctil hecha de nuestro material usaría menos energía, extendiendo la duración de la batería en aproximadamente un 10%.

Para fabricarlo han usado una aleación de indio y estaño que se calienta a 200ºC, donde se vuelve líquida, y luego se enrolla sobre una superficie para imprimir láminas nanodelgadas de óxido de indio y estaño. Estas nano-hojas 2D tienen la misma composición química que el ITO estándar, pero una estructura cristalina diferente, lo que les confiere nuevas propiedades mecánicas y ópticas.

La patente ahora está pendiente, y están ya trabajando en crear una pantalla táctil que funcione, como prueba de concepto, usando el nuevo material, aunque también podría usarse en células solares y ventanas inteligentes.



Source link