Uno de los dominios mas peligrosos del mundo a la venta por 1,7 millones de dólares


Cuando de lugares peligrosos en la Internet se trata, la Web Oscura siempre es el referente mas conocido que viene al pensamiento.

No obstante, de la misma manera en que este territorio virtual encierra todo un cumulo de material nocivo para la comunidad online, existe un dominio que, si bien no posee el mismo tipo de información, comparte su peligrosidad con ésta por los datos que presenta y que, en manos equivocadas, podría representar un escenario de alto riesgo para un conglomerado de empresas.

Se tata de Corp.com, un sitio web adquirido a mediados de los 90 por Mike O’Connor, un empresario, quien en esa época había instaurado su propio proveedor de servicios de internet (ISP por sus siglas en inglés) denominado Go-fast.net.

A través de su ISP Mike se apropió activamente de nombres de dominio básicos, tales como place.com, pub.com, bar.com y por supuesto Corp.com, el cual, ha decidido poner en subasta al publico por un valor de 1,7 millones de dólares.

Pasaría mucho tiempo antes de que Mike tomara la decisión de poner en venta este dominio.

En declaraciones ofrecidas al blog Krebs On Security O’Connor expresó que, la persona que obtenga propiedad sobre este sitio, tendrá acceso a un increíble volumen de información sensible compuesta por contraseñas, direcciones de correo electrónico, así como otros datos, correspondientes a las principales compañías del mundo.

De ahí que esto constituya un argumento entendible del por qué O’Connor establece 1,7 millones de dólares como una cifra inicial justa por la venta de Corp.com de la cual espera que sea Microsoft quien al final se quede con la propiedad del dominio.

Esto, debido a que teme que este pueda ser adquirido por alguien aliado a una organización de cibercriminales dedicados a la desestabilización de corporaciones occidentales.

Dentro de una red corporativa interna, cuando un grupo de computadoras están conectadas entre sí pero deben mantener contacto con un dispositivo ajeno a esa red corporativa esta debe validarlo a través de Active Directory, un servicio propietario de Windows que, en sus primeras versiones, utilizaba la palabra corp para definir la ruta predeterminada usada en la validación.

Muchas de estas empresas no se tomaron la molestia de personalizar esta configuración y ahora sus datos podrían estar a punto de ser accedidos por un intruso indeseado en caso de que no se cumpla el deseo de O’Connor de que su sitio Corp.com pase a manos de Microsoft.



Source link